8 diciembre, 2017 3

Mentalidad Onix

Mentalidad Onix

La aparición y desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación desde finales del siglo XX ha traído consigo una relación única y especial por parte de la humanidad con la tecnología informática y digital dentro de lo que se conoce como cibercultura. Es dentro de este escenario, y una serie de acontecimientos económicos acontecidos en el año 2008 que llevaron a una crisis financiera mundial, que se produce la llegada lógica de dos aspectos claves dentro de la sociedad y cultura de nuestro tiempo: la tecnología blockchain y con ella la primera criptomoneda conocida como bitcoin.

Hablar de blockchain y bitcoin es sinónimo de democratización y autonomía financiera para todos los ciudadanos que viven interconectados en el gigantesco espacio mundo de la globalización, anclado en la red de redes: internet. Es decir, una nube virtual en la que todos nos encontramos y coexistimos de forma interdependiente con el mismo nivel de importancia o valor al momento de expresar nuestras necesidades e intereses, pero también de conseguir nuestra propia voz y espacio para comunicar o compartir ideas y productos (creaciones). De esta manera, esos dos aspectos tan necesarios, pero también oportunos, llegaron para solventar de forma disruptiva y divergente situaciones que aquejaban a toda la humanidad desde la aparición del dinero fiduciario: no ser dueños de su propio destino económico al no ser las personas, en su relación de par a par, sin intermediario alguno (banco, empresa o gobierno), quienes pudiesen tomar las decisiones de qué, cómo, cuándo y dónde hacer con su propio dinero. Es aquí donde la mencionada tecnología blockchain y su criptomoneda pasan a tener un lugar privilegiado dentro de esa condición natural de toda la especie humana, la cual consiste en la necesidad que tenemos de co-evolucionar en conjunto y adaptarnos creativamente para poder avanzar y vivir en comunidad. Esos dos elementos son los que permiten justamente la adaptación creativa en el mundo de la economía contemporánea, para poder seguir avanzando dentro de las dificultades propias de la cultura fiduciaria y reinventarnos para conquistar espacios democráticos y autónomos cada vez más pensados en el óptimo desarrollo de la humanidad, lo que implica el surgimiento de un nuevo paradigma, visión, perspectiva o mentalidad dentro de una era cada vez más compleja y rica en discursos, contenidos, además de productos tecnológicos que buscan satisfacer necesidades humanas básicas para el óptimo desarrollo de cada persona.

Es así como aparece Proyecto Onix, más que una criptomoneda y un proyecto blockchain, un espacio de encuentro global, en donde los usuarios o participantes del proyecto en su relación P2P (peer-to-peer) establecen una interconexión e interdependencia única para lograr esa tan ansiada democracia e independencia financiera, que, quizá, bitcoin no ha podido satisfacer por los reveses tecnológicos que la han llevado a convertirse en el oro digital en los tiempos que vivimos y activo predilecto de grandes inversionistas. Es decir, bitcoin, que había sido pensado para las personas comunes, no ha logrado llegar a cumplir del todo esas metas mencionadas en líneas atrás, por lo que cada vez surgen más proyectos y criptomonedas con distintos enfoques o propuestas para atender las necesidades de diversas comunidades. Es por ello que Proyecto Onix aparece en este año 2017 para trabajar de la mano con sus usuarios y acercar las criptomonedas a todas las personas que deseen aproximarse a ellas para aprender a usarlas, con el fin de cumplir con los ideales de democratización y autonomía financiera, los cuales ya no son tan ideales y cada día se vuelven más tangibles.

Este hecho se evidencia en la mentalidad onix, la cual consiste en crear una nueva y renovada visión del manejo del dinero (nueva era financiera) desde el medio digital en el que todos nos encontramos como iguales, en donde el usuario es el dueño de sus activos o monedas digitales, y a través de ellas de su destino financiero, otorgando con ello independencia en la concreción de sus proyectos personales o profesionales. Es decir, tener la oportunidad de convertirnos en inversionistas para apalancar nuestros propios proyectos sin la necesidad de ser unos expertos en el mercado financiero o incluso en economía. Proyecto Onix acerca el dinero a las personas y revaloriza el mismo en sus manos. Por supuesto, para que todo esto sea posible es fundamental que los usuarios de la comunidad, que son los que hacen posible la existencia y permanencia en el tiempo de Proyecto Onix, participen de su mentalidad, de una mentalidad onix.

Ello se evidencia en el hecho que con tan solo seis meses de existencia, y según Coin Market Cap, la criptomoneda del proyecto, el onixcoin, ha crecido de forma poco convencional y sorpresiva en comparación con el bitcoin cuando apareció. Este hecho es plausible al observar su crecimiento desde que entró en el mercado mundial de las criptomonedas en donde para el 24 de junio contaba con un precio de 0.001182 USD (0.00000046 BTC), una capitalización de 886 USD y manejar un volumen de 55 USD en sus primeras 24 horas al 6 de diciembre con un precio de 0.384477 USD (0.00003007 BTC), una capitalización de 10.547.203 USD y manejar un volumen en sus primeras 24 horas de 227.231 USD. Este hecho convierte a onixcoin, más que en una moneda digital, en un criptoactivo para resguardar valor a largo plazo y una criptodivisa para proteger a cualquier ciudadano del mundo de procesos inflacionarios críticos en su localidad e incluso en una coyuntura de crisis económica global.

Pero esto no es todo, además de cotizar en el mercado internacional (Coin Market Cap, Cryptocompare, Coin Cap) y tener presencia en diversos países del mundo gracias a sus inversionistas y mineros, tales como Estaods Unidos, Vietnam, Rusia, China, Holanda, entre otros, también se puede adquirir en exchanges como Yobit.net, en el que ocupa los primeros lugares de cotización, aunado a una creciente, organizada y orgánica comunidad en su corto período de vida. En este momento existen otros espacios donde adquirir onixcoin: el exchange EthBits y en bolívares en su página web.

Actualmente su CEO, Ángel Salazar, está desarrollando una gira de medios y visitando diversas localidades de Venezuela para dar a conocer a todos los sectores de la sociedad Proyecto Onix, para que nadie se quede sin ser parte de su mentalidad y visión de la nueva era financiera. Por lo que recomendamos estar atentos por sus redes sociales y ver la posibilidad que este proyecto visite tu ciudad o estado.

Comparte...
Share on Facebook3Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Reddit0Share on Tumblr0Pin on Pinterest0

3 Replies to “Mentalidad Onix”

  • Carson dice:

    As I web-site possessor I believe the content matter here is rattling wonderful , appreciate it for your efforts. You should keep it up forever! Good Luck.

  • Shantay dice:

    Unquestionably imagine that which you stated. Your favourite justification appeared to be on the internet the simplest factor to take into accout of. I say to you, I certainly get irked whilst folks think about worries that they plainly don’t understand about. You controlled to hit the nail upon the highest as neatly as defined out the whole thing without having side-effects , people can take a signal. Will probably be back to get more. Thank you

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2017 ONIXCOIN
© Copyright 2018. .
Designed by Space-Themes.com.