22 diciembre, 2017 2

Criptomonedas y blockchain: un paso más hacia la cibercultura (reflexiones de un CriptoBloguero)

Criptomonedas y blockchain: un paso más hacia la cibercultura (reflexiones de un CriptoBloguero)

Desde la aparición de bitcoin y la blockchain en el año 2009, han ocurrido muchos eventos y aparecido una nueva cultura alrededor de una tecnología que mueve a millones de personas que todavía representan una minoría dentro de la totalidad de la población mundial. Sin embargo, es cada vez mayor el interés (o curiosidad) por parte de muchos que desean saber qué es esto de las criptomonedas, criptografía y todo su “complicado” lenguaje dentro de una nueva etapa de la vida humana contemporánea y globalizada: la cibercultura, aquella de la que nace la digitalización y la hiperrealidad.

La cibercultura viene acompañada de lenguaje informático a gran escala con sus respectivos productos: computadoras, teléfonos, televisores y vehículos inteligentes, tabletas, Ipods, equipos de sonido, instrumentos musicales, robots, internet e internet de las cosas, sin olvidar la inteligencia artificial. Es decir, la profundización de la presencia de la maquina en el quehacer humano cotidiano en su obsesión por la automatización y la “perfección” en las actividades de producción, distribución y consumo, desplazando la presencia del ser humano como protagonista principal a espectador poseedor de una serie de artefactos y procesos que actúan como intermediarios, evitando muchas veces el contacto directo con la realidad, lo que conlleva a la creación de una nueva mentalidad y por lo tanto, de novedosas, inesperadas e insospechadas perspectivas y conductas dentro de la denominada realidad virtual. Esto nos lleva a vivir quizá en una hiperrealidad: un intento de crear una realidad más real que la misma realidad, una por supuesto simulada y que intenta llevarnos a un nivel de experiencia multisensorial como nunca antes hemos visto ni vivido (tocamos con los ojos, vemos con los oídos y sentimos con la mente).

Por su puesto, la tecnología existe desde hace miles de años con la aparición de los quizá primeros artefactos tecnológicos (las armas para cazar y la rueda) hasta llegar a la primera revolución industrial (siglos XVII-XVIII) que nos ha llevado hasta la más reciente, la cuarta revolución industrial que es la que estamos viviendo actualmente. Esto podría significar que siempre hemos vivido tras los pasos lógicos de nuestro propio devenir humano, creando los diversos escenarios de la vida acorde a nuestras necesidades, pensamientos, emociones, retos, proyecciones, intereses y deseos, respondiendo siempre a las incertidumbres e incógnitas que nos rodean e impulsan a la adaptación creativa por medio de la co-evolución entre los miembros de nuestra especie. Hechos estos últimos que nos han permitido permanecer en el tiempo y llegar hasta donde estamos hoy en día.

Esto nos lleva al siguiente nivel del desarrollo humano, pero en este caso en el área de la economía: las criptomonedas y la blockchain que las sustenta. Si observamos con detenimiento estos dos aspectos, además de ser un matrimonio inseparable, son el resultado y reflejo del siguiente paso lógico dentro de la fractura de un paradigma (o varios) en una era postmoderna que desea encontrar una nueva visión y modelo de acción diferente, además de transformador, de nuestra vida (hecho que siempre ha ocurrido históricamente en cada revolución paradigmática que el devenir humano a conocido y vivido como parte de su desarrollo; sin esto todavía seguiríamos en la edad de piedra). Hacer que pensemos y nos comportemos acorde a las demandas de una sociedad mundial en transformación que está viendo “morir” una etapa a través de la fractura de paradigmas para dar paso a una nueva era llena de posibilidades que buscan redimensionar la manera de vivir, es algo que el ser humano siempre ha sabido hacer y ha llevado a cabo con determinación por un proceso de búsqueda natural de algo que lo anima e impulsa a crear nuevas realidades. En otras palabras, las criptomonedas y la blockchain, que es el eje, la piedra angular alrededor del cual giran estas, son solo una parte y un reflejo al mismo tiempo de la cibercultura y la cuarta revolución industrial; un engranaje más de la maquinaria tecnológica digitalizada que rodea nuestras vidas.

Todo esto se puede ver como algo evidente dentro del proceso de digitalización de nuestra realidad humana, en donde el dinero en papel es un elemento material anacrónico dentro de una realidad digital que evidencia cómo un paradigma está desfalleciendo para dar paso a uno nuevo, por lo que dicho dinero no responde a las nuevas demandas que nos van empujando e impulsando hacia la cibercultura por medio de una creciente digitalización de nuestro mundo. Es por eso que ya pronto no hablaremos de forma masiva del dinero en términos materiales o incluso electrónicos como se ha visto en los últimos años, sino como dinero digital; ya no podremos tocar o ver este objeto de nuestra vida cotidiana, sino que contaremos con intermediarios tecnológico-informáticos que prácticamente harán el trabajo de gestionar nuestras finanzas, proporcionándonos más control sobre nuestro, ahora dinero digital, ya que la cultura de las criptomonedas nos plantea pasar a ser los responsables de nuestra propia economía o finanzas personales, eliminando los intermediarios tradicionales (bancos y gobiernos), lo que nos obliga a adaptarnos por medio del estudio y conocimiento de este nuevo escenario, en el que seremos tanto protagonistas como espectadores de profundos y significativos cambios socio-culturales e históricos.

En otras palabras, las criptomonedas como onix y su blockchain son parte de una nueva era basada en la revolución microelectrónica, la digitalización, la cibercultura, la hirrealidad y la sociedad de las tecnologías de la información y la comunicación, todo esto como parte de la cuarta revolución industrial, en donde la principal mercancía de intercambio es esa información con la que se negocia y se usa como intercambio de valor, traducida en una serie de datos numéricos encriptados y que muy bien las criptomonedas como onix saben representar.

Las criptomonedas, pero sobre todo la tecnología en la que se sustentan, la blockchain, la cual está revolucionando el sistema bancario y la industria comercial mucho más que las mismas criptomonedas, nos hablan de una necesidad básica de sobrevivencia mediante la adaptación (transformación) creativa de nuestra vida, un paso más allá en nuestro devenir histórico como humanidad que busca satisfacer necesidades dentro de un proceso de búsqueda hacia linderos insospechados que nos podrían permitir vivir la primera gran revolución del siglo XXI. Es aquí donde entra onix a jugar un rol fundamental con su propuesta de una nueva era financiera, un reflejo de toda esta experiencia que estamos viviendo y que ustedes pueden conocer a través de su propuesta en la página web: https://www.onixcoin.com/.

Comparte...
Share on Facebook3Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Reddit0Share on Tumblr0Pin on Pinterest0

2 Replies to “Criptomonedas y blockchain: un paso más hacia la cibercultura (reflexiones de un CriptoBloguero)”

  • Andrew dice:

    whoah this blog is excellent i like reading your articles. Keep up the good work! You understand, a lot of people are hunting around for this info, you can aid them greatly.

  • Weston dice:

    I do love the way you have framed this matter plus it really does offer me some fodder for thought. Nonetheless, from what I have experienced, I basically wish as other feed-back pile on that men and women stay on point and not start on a tirade of the news of the day. Yet, thank you for this outstanding point and whilst I do not really agree with this in totality, I value your viewpoint.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2017 ONIXCOIN
© Copyright 2018. .
Designed by Space-Themes.com.